• Cris Novela

¿Uno más uno?

Actualizado: 28 de dic de 2019

El concepto de unidad en términos espirituales es complejo porque tiene varios enfoques posibles.


El que vamos a explorar hoy es la unidad vista como concepto individual. Es decir, nuestro cuerpo, nuestras emociones y nuestra energía se encuentran en armonía y funcionan como una sola fuerza. Es uno de los conceptos que más suben nuestra vibración espiritual.


Para aprender a practicarlo, la palabra clave es conexión. El problema está en que no podemos conectar con nosotros mismos si nos engañamos constantemente; el engaño es uno de los mayores inhibidores de alta vibración.


— Quiero cuidarme y llevar una vida sana, pero no puedo prescindir de aquellas cosas o relaciones que me lo impiden.

Yo este diálogo lo llevo todavía más lejos con mis alumnos:

— No solo no me respeto sino que tiendo a mentir -generalmente a través de las redes sociales con fotos y frases que apoyan un estilo de vida que promueve el amor propio- para que otros crean que lo hago. Pero no lo hago . Cuando llega el final del día me siento mal y no sé por qué, ni sé cómo cambiarlo.

Empecemos a trabajar la toma de conciencia comprobando si cumples la unidad individual con unas simples preguntas. La primera ¿Haces caso a tu cuerpo? Cierra los ojos durante diez minutos y concéntrate en tu físico. Ve subiendo desde los pies hasta la cabeza deteniéndote en todo lo que te pida especial atención. ¿Cómo están tus piernas? ¿Las sientes ligeras o pesadas? ¿Y tu estómago? ¿Te ha sentado bien la comida de hoy? ¿Qué me dices de tu pecho? ¿Sientes algún tipo de presión en la garganta o en la cabeza? Tu cuerpo está mandándote señales constantemente sobre cómo está, pero no quieres escucharlas hasta que esas señales se transforman en dolores. Te sorprenderías de la cantidad de dolencias que podrías prevenir solo con escucharte. Hablemos ahora de tus emociones. ¿Cómo te sientes? Si respondes “bien”, prueba otra vez (deberíamos tener todos una hucha en casa y poner dinero cada vez que contestemos algo parecido por inercia). Dime, ¿cómo te has despertado hoy? ¿Tienes algo rondándote la cabeza que no puedes solucionar? Todo lo que te esté impidiendo concentrarte en la tarea que tengas en cada momento específico, es una emoción bloqueada que te está pidiendo que trabajes en ella. Si no puedes hacerlo solo, pide ayuda, pero no evites la situación. Igual que puedes prevenir dolencias físicas, puedes prevenir las emocionales.

Ahora le prestaremos atención a tu energía.

Cierra los ojos y conecta con tu interior. Ese sitio localizado entre tu pecho y tu abdomen que te manda pulsaciones constantemente. ¿Estás en paz, o te sientes nervioso?

Ojo, no confundamos estar en paz con estar anestesiados. La paz es eso que percibimos fuera y dentro de nosotros cuando conectamos con nuestro cuerpo y nuestras emociones, y notamos una fluidez cálida que nos hace sentir tranquilos. Las sustancias externas que nos producen una sensación parecida para que dejemos de sentir dolor en realidad lo que hacen es insensibilizar la conexión que hace posible nuestra unidad.

¿Quieres subir tu vibración?

Plantéate cómo estás sin miedo y sin juzgarte. Si cualquiera de las tres capas que te conforman como ser humano no está en armonía con las otras dos, entonces no practicas la unidad. Y es maravilloso que te hayas dado cuenta, porque entonces significa que tienes opción de cambiarlo.

La unidad te dará paso a entender conceptos algo más profundos, sobre todo el concepto de unidad colectiva, o en otras palabras, todo lo que te haces a ti en realidad se lo haces al otro. Pero no podrás alcanzar a entender y a poner en práctica esto si no eres capaz de respetar tu unidad como individuo independiente.

Primero tú. Después tú con otros. Y será entonces cuando compruebes esta gran verdad: que no hay otros.

Porque uno más uno es igual a uno.

Cris Novela


Escritora & Entrenadora Espiritual en The Wake Up Concept


#unidad #thewakeupconcept #despertarespiritual #amorpropio #unomásuno #felicidad #respeto #energia





18 vistas