Los chakras en la meditación: ¿son importantes?

Actualizado: 4 jun



La respuesta es sí, lo son. Los chakras son centros energéticos que pueden servirnos como brújula en algunos tipos de meditación. No siendo imprescindible un conocimiento total en la materia, sí que es recomendable por lo menos ser consciente de que existen para poder usarlos como un medidor de nuestra energía.


¿Tienes alguna zona del cuerpo bloqueada? ¿Te duele algo? Aprender y saber sobre los chakras te puede dar información sobre tu dolencia o molestia, incluso a veces puede llegar a ayudarte con bloqueos emocionales. Y lo cierto es que la mayoría de las explicaciones son bastante intuitivas.


La energía es un campo demasiado amplio como para meterlo en una caja de conocimiento. Hay tantísimos enfoques e interpretaciones que ya no sabemos qué es qué ni cómo abordarlo. Hoy te contaré una breve explicación de los chakras y cómo pueden ayudarte durante tu meditación.



Es importante saber antes de comenzar que los chakras se bloquean y se desbloquean muchas veces. La energía es un constante fluir de información que tiene que ver con el cuerpo, la mente y las emociones y nada de esto es estático. Es por ello que es importante recordar que aunque algunas de las emociones que puedas sentir sí que se deben a bloqueos en estas zonas. Hacer una interpretación personal de lo que significan para ti esas emociones puede ayudarte a resolver tu problema más fácilmente.

Aunque existen más, generalmente se habla de que son siete los chakras que afectan al plano físico:





El chakra raíz es de color rojo. Está situado en la zona del perineo y a nivel corporal tiene que ver con el aparato digestivo y la columna vertebral. En cuanto a las emociones que se pueden asociar, hablamos de subsistencia o seguridad como ser vivo. Si tienes falta de vitalidad o sensación de frío puede deberse a que tengas este chakra bloqueado. El enraizamiento es una buena técnica para desbloquear este chakra. Puedes bailar, meditar, abrazar árboles, hacer ejercicio… Todo lo que te haga sentir vida y conexión con la tierra te puede ayudar.


El segundo chakra o chakra sacro es de color naranja, y está situado a la altura de los órganos reproductores. Físicamente regula el sistema urinario y los órganos sexuales. Tiene que ver con la creatividad, la capacidad de resolver problemas, las emociones y la sexualidad. Cuando está bloqueado, puedes sufrir asma, alergias… tiene que ver con las adicciones y los desórdenes alimenticios. Meditar te puede ayudar mucho; realizar actividades relajantes, tomar el sol… cualquier cosa que te relaje y te produzca bienestar te ayudará a equilibrar este chakra.


El tercer chakra está situado en el plexo solar, y es, por así decirlo, el centro de tu hogar energético. Es de color amarillo y está asociado al sistema digestivo, a los nervios y a los trastornos mentales. ¿Qué te suele pasar a nivel físico cuando sufres de nervios? Una buena manera de equilibrar este chakra es hacer algo que te ayude a desfogar. Canta tu canción favorita a todo trapo, golpea tu colchón con una escoba, practica alguna actividad donde puedas liberar estrés… ¡A este chakra le gusta que te diviertas a lo grande! Y después, puedes practicar un poco de yoga para enraizar un poco esa felicidad. Verás qué cambio.


El cuarto chakra es el chakra del corazón. Es de color verde y tiene relación con los pulmones, con el hígado y con el sistema inmunológico. Es el chakra del amor incondicional, el perdón, el que deja ir, el que te ayuda a fluir… Cuando sufres con alguna relación de apego, este chakra suele estar en desequilibrio. Y es que cuesta soltar, ¿verdad? Es normal, hemos venido a aprender y algunas cosas cuestan más que otras. Si no conoces ninguna técnica de relajación o meditación, es un buen momento para comenzar a aprender. Trabaja en tu desarrollo personal, aprende a perdonarte y poco a poco notarás cómo este chakra se va equilibrando.


El quinto chakra está situado en la garganta. Es de color azul y tiene que ver con la garganta, las cuerdas vocales y los oídos. Es el chakra de la comunicación y la verdad. ¿Estás batallando con algo internamente que no te atreves a decirte? Será muy probable que tu energía te lo haga ver a través de la garganta o los oídos. La comunicación es la clave de una buena relación, comenzando con la relación que tienes contigo. Si te gusta, escribe. Cantar también es una buena terapia para desbloquear este chakra. Y quedarte en silencio unos minutos al día. Todo lo que sea comunicar o escuchar te vendrá bien.


El sexto chakra o chakra del tercer ojo, es de color azul índigo y tiene que ver con la intuición, los sueños, la imaginación, la percepción… ¿Tienes problemas de insomnio o pesadillas? ¿Sufres de migrañas? Este chakra puede tener mucho que ver. Está relacionado con el sistema nervioso y el endocrino. Para equilibrarlo, meditar te puede ayudar. Unos minutos al día de respiración profunda y música suave puede cambiarlo todo. Pruébalo, ¡a lo mejor es justo lo que necesitas!