Meditación 

para el cambio

En términos espirituales, el amor una energía que surge desde nuestro interior y se expande hacia nuestro exterior. El problema es que se le ha llamado amor a otros conceptos como el deseo, o el apego, que funcionan exactamente al revés: son fuerzas que atraen la energía desde el objeto de nuestro deseo hacia nosotros, provocándonos sufrimiento si no la obtenemos y generando una conexión inmediata con el miedo a perderlo. El amor no duele porque es ausencia total de miedo. Cuando uno ama, no espera energéticamente; solo da. Por eso se llama amor incondicional, porque no se atiene a ninguna condición para ser. Con esta meditación guiada queremos ayudarte a identificar esta energía de amor para que aprendas más adelante a expandirla y a practicarla.