Preguntas frecuentes

sobre la meditación

¿Cuánto tiempo tengo que meditar?

Tanto como necesites. Cinco, diez o quince minutos para empezar será suficiente; como en cualquier ejercicio, al principio aguantas menos. A medida que vayas meditando, irás aumentando ese tiempo de forma natural. Lo importante es que escuches tus necesidades y no te lleves al punto donde te puedas desesperar.

¿En qué postura puedo meditar?

La postura que te aconsejamos es sentado con las piernas cruzadas, sin apoyar la espalda y con las palmas de tus manos mirando hacia arriba. Puedes modificar esta postura tantas veces como necesites durante la meditación. No recomendamos practicar la meditación en posición horizontal a diario, pero como cosa puntual cualquier postura es buena siempre y cuando te encuentres relajado y sin distracciones corporales. 

¿Puedo poner música?

Por supuesto. Cualquier melodía que te ayude a relajar tu cuerpo y tu mente te ayudará a entrar en estado de meditación. Si no quieres usar nada, también está bien. 

¿Tienes alguna
pregunta sobre la meditación?

¿A qué hora es recomendable meditar?

A la a que necesites. Algunas personas prefieren meditar nada más levantarse, otras antes de acostarse, y otras lo van sintiendo según el día. Lo importante es que cojas el hábito de meditación. Si quieres meditar más de una vez diaria, mejor.

¿Es mejor meditar a solas o con gente?

Nosotros te aconsejamos la meditación a solas. Se trata de escucharte y la energía de otras personas puede entorpecer este proceso “invadiendo” tu campo energético. Como cosa puntual puedes hacerlo sin problemas, pero a diario es mejor que ese tiempo te lo dediques a ti mismo y a tu diálogo interno. 

¿Por qué bostezo durante la meditación?

Los bostezos son nuestra manera natural de coger energía. Si bostezas, mejor. Tanto los bostezos como los gases son parte del proceso natural de meditación. La energía entra a través de los bostezos y sale a través de nuestros gases y fluidos corporales. Lo importante es que no bloquees ningún proceso que tu cuerpo quiera hacer durante tu meditación. 

¿Es malo que me surjan pensamientos durante la meditación?

Todo lo contrario. Los pensamientos van a venir; es la forma en la que nuestra energía se conecta con nosotros. Es completamente normal —sobre todo al principio— que surjan pensamientos de muchos tipos. Lo importante no es combatirlos. Deja que ocurran y luego centra tu atención en lo que necesites. Con el tiempo, tu energía aprenderá a concretar e irás identificando aquellos pensamientos que sean importantes para tu evolución.