logo twuc 2020-01.png

Sobre Cris

Esta parte es complicada para mí. No porque te vaya a enseñar un pequeño fragmento de mi historia, sino porque para hacer justicia a todo lo que me gustaría decirte necesitaría un libro entero. Pero igual que en la mayor parte de momentos en la vida, unos minutos es todo de lo que dispongo; en este caso, para llegar a tu corazón. Allá va mi flecha:

 

Desde pequeña he tenido un don muy claro; soy capaz de conectar con las personas a un nivel muy personal. Es decir, conmigo es complicado tener secretos porque de alguna manera, cuando estoy contigo, soy capaz de sentir lo que tú sientes; tu dolor, tu miedo, tu amor, tus esperanzas... Sin filtros, sin juicios. Entiendo que nos llaman empáticos; y no, no fue fácil llegar a donde estoy.

 

Te puedo contar que he estado casi la mitad de mi vida enfermando y sin poder hacer nada para evitarlo. No son importantes los detalles, pero sí quiero transmitirte que en un momento dado, tras haberlo intentado prácticamente todo, perdí totalmente la fe de que pudiera estar bien y tener una salud decente. Básicamente, me acabé creyendo lo que me habían dicho los médicos y que poco a poco, me iría apagando. Y precisamente eso fue lo que el universo comenzó a darme; así de caprichoso es el cuerpo, que hace todo lo que le pedimos. 

 

No me quiero alargar con la parte dura, no porque no lo merezca, sino porque entonces me ahorro la mejor. Una amiga-hermana me llamó un día y me salvó la vida. Había oído hablar de un maestro espiritual que podría ayudarme. No te sé explicar por qué, pero habiendo perdido toda fe en que nadie pudiera hacer nada por mí, con él sentí algo diferente antes incluso de verle en persona. Era mi intuición guiándome para que le viera y me fiara de él y de mí. Dos días después le conocí, y toda mi vida cambió. ¿Sabes por qué?

 

Porque quise. 

 

Empecé mi propio camino de descubrimiento personal. Me trasladé a Tailandia para aprender todo lo que quiso mostrarme. Primero lo apliqué conmigo y después encontré mi verdadero propósito; traducir el mensaje general de práctica espiritual y añadirle un lenguaje más familiar para hacerlo accesible a todo el que sintiera que pudiera ayudarle en su camino. 

 

No te voy a engañar; conocerte de verdad es un trabajo personal donde unos días cuesta más que otros. Pero también te puedo decir que no hay un solo día donde no me levante dando gracias por tantísima felicidad. Y te puedo contar mi resultado personal: tengo dolores, pero ya no tienen poder sobre mí. Ahora salgo a correr. Si quiero, escalo; patino; me cuelgo de unas barras en un parque por pura diversión; juego con los perros -mi otra gran pasión- y hago todo lo que puedo para aprovechar mi tiempo en esta vida. Y en cuanto a mi propósito... Escribí dos libros que hablan del despertar espiritual y ahora me dedico a ayudar a personas de todo el mundo a encontrar su propia voz.

 

Porque para eso has venido. Para abrir los ojos y encontrarte contigo; conocerte, sorprenderte, decepcionarte, volverte a sorprender. Para descubrir que no tenías ni idea de que eras como realmente eres. Es un camino mágico. ¿Que por qué? Pues porque llevas toda tu vida buscando una respuesta que siempre ha estado contigo pero no entiendes, porque no te has dado la oportunidad de conocerte. Y sin saber quién eres, te auguro que tenemos esto en común y te pasará lo que me pasó a mí:

 

Cuando quieras, encontrarás tu respuesta. 

 

Cris Novela

Fundadora de The Wake Up Concept